“Otra manera de ver el éxito “ Juegos Olímpicos y la Resiliencia

Los mejores no existen, tampoco Simone Biles


En el año 1978 Juan Benet escribió en una tribuna de este mismo periódico, una propuesta de Constitución Española que contenía un solo artículo: A todo ciudadano español se le reconoce el derecho a fracasar. Cuarenta y tres años después, el único artículo de la ideología totalitaria y global que nos gobierna contiene una sola sentencia, justo la contraria: todo el mundo tiene derecho a triunfar. Peor aún, todo el mundo está obligado a ello. Yo me permito añadir que cuanto mayor es el éxito, más difícil es escapar del daño que hace. Como la pobre Simone Biles, que puede volar ante los ojos del mundo pero no tiene alas para escapar de la jaula de su éxito. Por eso aún cuando se retira es aplaudida por todos. Rendirse, dicen muchos, es la última gran pirueta de la mejor mujer del mundo. Porque ser la mejor gimnasta de la historia nos sabía a poco. Así es justo ahora, cuando se muestra vulnerable, ansiosa y con el orgullo herido cuando puede llegar a ser la mejor en todo, también en humanidad. ¿Es que esto nunca va a parar?





9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo