Ley de la Asunción

SIGNIFICADO DE ASUNCIÓN:

Acción y efecto de asumir. Del verbo asumir: aceptar algo como cierto; suponer una cosa; adoptar cierta actitud.

Aceptar una responsabilidad.

Partiendo desde esta premisa vamos a ver que es la Ley de la Asunción y de donde viene.

Aquí vamos a dar un paso mas a la Ley de la

Atracción, que aunque tienen que ver una con la otra vamos a ver unos matices, quizás el verdadero Secreto del porque a muchos nos les da resultado la Ley de la Atracción.



La ley de la Asunción dice:

Si desde tu conciencia persistes en la emoción de la Asunción del resultado, hasta que se convierta en dominante el logro será seguro

Veamos cual es la diferencia entre ambas:

Ley de la Atracción: Opera desde el EGO, quiero una casa, quiero dinero, quiero una pareja, se basa en atraer algo que ya esta hecho, y para atraer el algo tienes que estar en esa misma vibración. Por ejemplo …quiero dinero, pero mi creencia es que el dinero no da la felicidad, es difícil conseguirlo, hay que trabajar duro, el que tiene mucho dinero seguro que lo ha conseguido robando a otros, si vemos a alguien con un coche caro lo mas probable es que pensemos » a saber que hacen para tener este coche», ¿crees que estas en la misma vibración que el dinero? Si lo estuvieras ni lo pedirías porque ya lo tendrías.


Pone énfasis en Pedir

Cuando pides estas en una emoción de carencia !!!!

Por mucho que pienses que «crees» que el dinero es bueno, es genial, tu subconsciente no lo cree así, con lo cual te falta la emoción verdadera para atraerlo.

Ley de la Asunción: Opera desde el Ser, «yo soy». La gente no sabe quién es, si lo supieran su vida sería otra. Se trata de vivir desde la emoción del deseo cumplido aún cuando este deseo no se ha hecho realidad. Pone énfasis en Manifestar y Crear

«Convierte tu sueño futuro en hecho presente asumiendo la sensación del deseo cumplido» Neville Goddard

La ley de la asunción es el medio por el cual el cumplimiento de tus deseos puede ser realizado. A cada momento de tu vida, consciente o inconscientemente, estás asumiendo un sentimiento (o una sensación). No puedes evitar asumir un sentimiento más de lo que puedes evitar comer y beber. Lo único que puedes hacer es controlar la naturaleza de tus asunciones. Así se ve claramente que el control de tu asunción es la llave que tú ahora sostienes para una vida cada vez más amplia, más feliz y más noble. ~Neville Goddard (THE POWER OF AWARENESS)

El Método de Neville Goddard


Esta simple fórmula para cambiar el futuro, la cual fue descubierta por los ancianos maestros y dada a nosotros en la Biblia, puede ser probada por todos.

El primer paso en cambiar el futuro es el Deseo, eso es, definir tu objetivo, saber definitivamente qué deseas.

Segundo: construir un evento que creas que podrías encontrar SIGUIENDO el cumplimiento de tu deseo, un evento que implique el cumplimiento de tu deseo, algo que tendrá la acción predominante del mismo.

El tercer paso es inmovilizar el cuerpo físico e inducir un estado similar al de dormir. Entonces mentalmente sentirse justo en la acción propuesta, imagina mientras tanto que estás realmente haciendo la acción AQUÍ Y AHORA. Debes participar en la acción imaginaria, no meramente apartarte y mirar, sino SENTIR que estás realmente haciendo la acción, tal que la sensación imaginaria sea real para ti.

Es importante siempre recordar que la acción propuesta debe ser una que SIGA el cumplimiento de tu deseo, una que implique satisfacción. Por ejemplo, supón que deseas una promoción en la oficina. Entonces ser felicitado sería un evento que encontrarías siguiendo el cumplimiento de tu deseo. Habiendo elegido esta acción como la que experimentarás en la imaginación para implicar una promoción en la oficina, inmoviliza tu cuerpo físico e induce un estado cercano al sueño, un estado somnoliento, pero uno en el cual aún eres capaz de controlar la dirección de tus pensamientos, un estado en el cual estás atento sin esfuerzo. Entonces visualiza a un amigo parado delante tuyo. Pon tu mano imaginaria en la suya. Siéntela sólida y real, y sigue una conversación imaginaria con él en armonía con el SENTIMIENTO DE HABER SIDO PROMOVIDO.




No te visualizas distante en un punto del espacio ni distante en un punto del tiempo siendo felicitado por tu buena suerte. Más bien, HACES que el lugar sea AQUÍ y el futuro AHORA.

«La diferencia entre SENTIRTE en acción, aquí y ahora, y visualizarte en acción, como si estuvieras en una pantalla de cine, es la diferencia entre el éxito y el fracaso».

La diferencia será apreciada si ahora te visualizas a ti mismo subiendo una escalera. Entonces, con los ojos cerrados imagina una escalera justo delante tuyo y SIÉNTETE REALMENTE SUBIÉNDOLA.

La experiencia me ha enseñado a restringir la acción imaginaria que implica la satisfacción del deseo, a condensar la idea en un solo acto y recrearlo una y otra vez hasta alcanzar la sensación de realidad. De otra manera, tu atención vagará hacia un camino asociado y una gran cantidad de imágenes asociadas serán presentadas a tu atención, y en unos pocos segundos te llevarán cientos de millas lejos de tu objetivo en el punto del espacio y años lejos en el punto del tiempo. Si decides subir un tramo particular de escaleras, porque ese es el evento probable que sigue el cumplimiento de tu deseo, entonces debes restringir la acción a subir ese tramo particular de escaleras. Si tu atención se desvía, tráela de regreso a la tarea de subir ese tramo de escaleras y sigue haciéndolo hasta que la acción imaginaria tenga toda la solidez y particularidad de la realidad.

«La idea debe ser mantenida en la mente sin un esfuerzo sensible de tu parte. Debes, con el mínimo de esfuerzo dejar la mente con el sentimiento del deseo cumplido».

El adormecimiento facilita el cambio porque favorece la atención sin esfuerzo, pero no debe ser empujado al estado de sueño en el cual ya no eres capaz de controlar los movimientos de tu atención. Sino un grado moderado de adormecimiento en el cual aún eres capaz de dirigir tus pensamientos.


Una manera muy efectiva de encarnar un deseo es asumir el sentimiento del deseo cumplido y entonces, en un estado somnoliento y relajado, repetir una y otra vez como una canción de cuna, cualquier frase corta que implique la satisfacción de tu deseo, tal como, “Gracias, gracias, gracias”como si lo dirigieras a un poder superior por haberte dado aquello que deseas.

________________________


92 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo